Frida, una experiencia relajante

Tenía un día libre, y mi grupo de amigas del famoso grupo “las cervezas de los…” también, tras unas compritas conociendo el nuevo Primark de Gran Via, quedamos a comer en Frida.

Lo primero la pequeña plaza donde se encuentra, tranquila y acogedora, una pequeña terraza con calefactores y al solecito nos daba la bienvenida. Tras la caña previa que siempre debe tener toda buena comida entre amigos pasamos al comedor.

 

frida mosaico

La elección de este restaurante era porque nuestro horario para comer rondaba las 4 de la tarde y este restaurante tiene cocina non-stop, lo que hace que sea igual llegar más o menos tarde siempre te darán de comer.

Pedimos picoteo al centro:

  • Cecina de León en aceite de oliva virgen, ralladura de foie, almendras tostadas y reducción de Pedro Ximénez.
  • Ensalada thai de pollo marinado, lima y mango.

Y un principal cada uno:

  • Tartar de atún rojo, huevo frito de codorniz y mayonesa de Sriracha.

Postre a compartir:

  • ¡Feliz cumpleaños! Tarta de galletas maría, chocolate y lacasitos. (se ve en la foto)

Vinito, agua, cafés, etc…tocamos a escasos 25 euros persona. ¡Más no se puede pedir!

La decoración y el ambiente de dentro estupendo, relajado y bien servido, vale para ir con amigos, más romántico aunque informal, y con la familia si no es muy tradicional.

Frida Madrid

Calle San Gregorio, 8, 28004 Madrid

Reserva online

Ya sabéis planes estupendos para bolsillos discretos.

¡Nunca más tendrás la agenda vacía!

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s