Roof top Il Palazzetto

Roma, la città delle illusioni

Tenía un día, aterrizábamos a las 9 (por cierto por primera vez en Ciampino, pequeño, cómodo y acogedor, y ademas permite ver Roma desde las alturas) lo que hizo que  a las 10 ya estuviésemos en nuestro hotel: un hotel cómodo, bien situado, y para los precios de Roma, bastante asequible: NH Leonardo Da Vinci.

Nuestra primera parada recomendada por los bloggers de la ciudad por su excelente brunch(unos 17 euros), el cual no realizamos por la temprana hora pero si pudimos desayunar más discretamente:

Ristorante Coromandel

Coromandel

Martedì – Domenica8.30 – 15.00 | 19.30 – 23.00
Chiuso il Lunedì
Via di Monte Giordano 60/6100186 Roma

Precioso paseo por  Piazza Navona, por fin pudimos conocer el interior de, tantas veces visité su estupendo café dentro del claustro bramantesco, pero nunca había logrado visitar el interior de la iglesia de Maderno con las preciosas sibilas pintadas por Rafael.

Teníamos ganas de un delicioso café, y no dudamos, el mejor de Roma:

Sant’Eustachio Il Caffè
Sant'Eustachio il Caffè

Piazza Sant’Eustachio, 82
00186 – Roma – Italia
Telefono/Fax: 00 39 06 68802048

Panteón, compritas, Fontana di Trevi, y hora casi de comer, reservamos para las 14, pero eran las 13 y nos apetecía una cerveza, así que estando por Via del Babuino cotilleamos a ver que encontrábamos. Una perfecta elección.

Restaurante Lowenhouse

Restaurant Lowenhouse0                                                                Via della Fontanella 16, Roma, Italia

Cerveza gigante a 7 euros, recién tirada, un sitio muy característico, y encima aperitivos recién horneados, un verdadero placer alemán en el corazón de Roma.

Las 14:00 paseamos 3 minutos hasta una recomendación del tripadvisor como restaurante romántico y de excelente comida. Puedo decir que ambas cosas eran ciertas (precio aprox 35 euros persona: botella de vino, de agua, un entrante y dos platos, más dos cafés):

Osteria Margutta 

osteria

Via Margutta, 82, Roma, Italia

Teníamos que subir a lo alto de Piazza Spagna (hay tres opciones: la escalinata famosa, ese día cerrada por obras; por la calle de la izquierda, o en el ascensor del metro. Elegimos la tercera.)Había que subir pues por fin Villa Medicis era visitable, múltiples son los viajes que he realizado a Roma, múltiples las veces que he querido intentar conocer Villa Medici, y por fin fue posible. Son turnos de visitas guiadas en francés o en italiano, cuesta 12 € e incluye la entrada a la exposición temporal. Las entradas no pueden comprarse on-line, abren la taquilla media hora antes del pase, pero no hay problema, yo fui a las 4 para el pase en italiano de las 4:30 y no hubo ningún problema. La visita maravillosa, te trasladas en el tiempo a sus diversas etapas representativas, y sobre todo te sumerges en un cuadro de Velázquez, ¡qué más se puede pedir!

Tras la visita el día era espléndido, y como siempre me gusta mi lema de “Por todo lo alto” antes de entrar a la Villa había echado el ojo a una preciosa terraza en una azotea, allá fuimos:

Il Palazzetto (roof top)

Roof top Il Palazzetto

4º y 5º planta del Hotel Il Palazzetto

Vicolo del Bottino, 8

El día llegaba a su fin y debíamos volver al hotel para acicalarnos para nuestra cena, como no, también “Por todo lo alto”.

De la misma búsqueda en Tripadvisor que hice para la Osteria Margutta, había encontrado otro estupendo resultado a pocos minutos andando de nuestro hotel.

Trattoria sul Tetto

Trattoria sul tetto

Via Crescenzio, 86

Nuestra reserva vino hecha a través del el Tenedor, con una promoción del 50% sobre el precio final en cuenta. Fuimos pidiendo las recomendaciones del chef, que por cierto es el antiguo cocinero de uno de los restaurantes más famosos de Roma. De primero gambones crujientes con una ligera mayonesa, de segundo un plato de carbonara sublime (pedirlo si vais es imprescindible), y de tercero un atún recién traído en la mañana que puede ser de los mejores que he probado. Postre no pude, pero si café en la maravillosa terraza viendo Il Cuppolone de San Pedro del Vaticano. Cuenta final: 78 euros, ¿cuánto pagué? 34 €, impresionante. (sumarle a todo agua, cervezas y prosecco; junto a un excelente servicio)

Roma è la città degli echi, la città delle illusioni, e la città del desiderio.

(Giotto)

Ya sabéis planes estupendos para bolsillos discretos.

¡Nunca más tendrás la agenda vacía!

3 comentarios en “Roma, la città delle illusioni

    1. Mil gracias, Roma es mi ciudad fetiche, es donde soy lo mejor de mí. Lo que me dices en italiano vendría a decir que leerlo te hace querer volar…no se si era esa la intención de tu idea. En resumen me alegro que te inspire para una próxima escapada a la que es para mi la ciudad más maravillosa del mundo.
      Ti mando tanti baci.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s